¿Y ahora qué hacemos?

25 Dic


Hoy me ha sorprendido una noticia que he leído sobre el movimiento 15M en la cual se venía a decir que una de sus comisiones de Madrid concretamente la llamada Comisión de Extensión Internacional del Sol se ha puesto en huelga. Los motivos son explicados en este enlace pero principalmente lo achacan a una mayor falta de participación tanto en manifestaciones, asambleas, barrios, red, etc. y busca una serie de motivos cuestionándose la propia estructura dispersa del movimiento. Alarmados por esta perdida de participación en un momento que consideran histórico y crucial para conseguir un cambio hacia un sistema más justo. Debido a ello, han decidido ponerse en huelga indefinida para suscitar una reflexión.
Desde luego no será este que escribe quien critique a nadie por tomar la decisión de ponerse en huelga y menos si la decisión se ha tomado de manera asamblearia pero sí daré mi modesta opinión para continuar con el debate abierto.
Lo primero que hay que hacer es agradecer a estas personas el trabajo que de manera totalmente altruista, como el de cualquier militante de movimientos sociales, han estado realizando. Personalmente desde el inicio de este movimiento conocido como 15M siempre he insistido que una de sus labores principales debía ser su extensión a nivel internacional ya que el capitalismo más salvaje está golpeando de forma coordinada internacionalmente y las respuestas que desde otros países, de forma individual se ha dado muchas veces de forma heroica como han sido las movilizaciones en Grecia o las luchas en Francia de hace un año.
Los movimientos sociales maduran en las experiencias de lucha y de estas luchas sus protagonistas mayoritariamente concluyeron que “sólos” difícilmente podrían ya que sus gobiernos estaban obedeciendo a estrategias supranacionales. Por ello siempre he considerado que la lucha debe ser coordinada como mínimo a nivel europeo, aunque sea en una versión reducida entre los países considerados “periféricos” que son aquellos que más sufren la agresión capitalista. Nuestros gobernantes, que no son tontos, atacan escalonadamente por turnos y a diferentes grados a los Estados correspondientes para evitar movilizaciones coordinadas en diferentes países al mismo tiempo: “hoy te recorto a ti en pensiones, al mes que viene será a otro Estado con una reforma laboral”. Es por ello por lo que parece evidente la importancia de esa coordinación a nivel internacional en la búsqueda de unos puntos en común entre las clases trabajadoras de gran parte de Europa y pasar a la ofensiva.
Considera este grupo de trabajo de Sol que hay una desmovilización y una bajada de participación, está claro que tanto las elecciones como el cambio de gobierno que se está produciendo ha paralizado a la ciudadanía y la toma de decisiones políticas que en los últimos tiempos se han traducido en ataques a la clase trabajadora pero todo parece augurar un fuerte ataque al llamado Estado del Bienestar y a los derechos de los trabajadores. En este punto de nuevo encontraremos la movilización y de las experiencias acumuladas en la lucha se deberá aprender, el 15M no estará sólo en las calles y tendrá que relacionarse e incluso aliarse con compañeros de lucha, cambiar estrategias y de tácticas, e incluso quizá no lleve el peso de las movilizaciones, etc… Lo que es seguro es que no cambia nada una huelga de activismo. Quizá la pregunta es ¿por qué una gran parte necesita sufrir una agresión directa para su movilización? Existen razones todos los días, al gran estafa se está gestando a través de la estafa de la deuda y sus recortes… un buen caballo de batalla que debería abanderar el 15M para retomar protagonismo político y recuperar movilización. Un tema que necesita mucha didáctica pero que nos afecta a muchos Estados a la vez de la misma manera.

Anuncios

2 comentarios to “¿Y ahora qué hacemos?”

  1. Núria diciembre 26, 2011 a 11:59 pm #

    Hola,

    Te dejo una lúcida reflexión de un activista del Occupy Wall Street. Creo que es el futuro del movimiento.
    http://miazulejo.blogspot.com/2011/12/15m-reflexiones-sobre-el-futuro.html

    Salut! ;P

  2. cravan diciembre 27, 2011 a 11:16 am #

    Es evidente las reflexiones de este señor, pero para crecer debemos tener objetivos y caballos de batalla para poder realizar la didáctica suficiente para crecer y estar movilizados. Coincidimos en lo de aprender, eso está claro, desde la experiencia que da la lucha, a la relación con otros movimientos sociales.
    Para mí hay varias tareas pendientes 15M para poder hacer de verdad un movimiento que amenace el sistema, además de buscar una madurez del discurso que muestra una alternativa clara al sistema actual debe haber una extensión de la lucha también geográfica hacia el mundo rural. El movimiento es excesivamente urbano y sus demandas olvidan la especifidad del mundo rural, ¡qué existe! y que al ser un factor inexplorado puede sumar apoyos.
    Debe centrar las críticas sobre el capitalismo y crear redes de solidaridad palpables como fueron las plataformas Stop Desahucios pero quizá también comedores populares o movimientos de apoyos a los trabajadores.
    Pero, creo que todo movimiento necesita un punto de apoyo para meter la palanca y en este caso, debe ser el tema de la “deuda” si lees la entrada más reciente verás el porqué. Excusa perfecta para la política de recortes y herramienta precisa para salvar y pagar a los bancos con dinero público.

    Salud Nuria!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: