Archivo | noviembre, 2010

Defender Atacando

22 Nov


Los movimientos de izquierda deben reflexionar, y no poco. Desde hace ya demasiado tiempo estamos escuchando, incluso desde los sindicatos más combativos, la necesidad de “Resistir” los embistes del capitalismo contra el Estado del Bienestar. Parece que el movimiento de izquierda se haya convertido en un un “no-movimiento” es decir, en un en un dique para resistir el oleaje, cuando deberíamos salir a romper las olas.
Mostrarnos como un movimiento de Resistencia es aceptar el discurso de la lógica capitalista, aceptar su crisis, aceptar que no tenemos alternativa. La historia de los movimientos sociales nos muestra que aquellos movimientos que no se lanzaron al ataque de la conquista de nuevos derechos sociales se iban desgastando y fracasaron. Sólo aquellos que luchaban, conquistando poco a poco derechos, que hoy vemos como básicos, fueron sumando apoyos y logrando victorias cada vez mayores.
El viernes, 19 de diciembre, pude estar en una charla en la que sindicalistas franceses de los sindicatos SUD-Solidaires y CNT-France nos explicaron las luchas de los últimos meses en Francia. De la charla me quedo con tres ideas principales: los movimientos sindicalistas franceses están estrechamente relacionados con una especie de “think tank”, que arma muy bien ideológicamente el discurso para trasmitirlo de forma clara a la población, una de las claves del éxito de sus protestas.
En segundo lugar, son más efectivos los bloqueos que las huelgas. La precariedad laboral, el alto coste de las huelgas, etc hace que se pague un alto precio por ellas. Sin embargo los bloqueos resaltan uno de los puntos débiles del sistema: la cadena de suministro, además el número de activistas necesarios para su realización es mucho menor.
En tercer lugar, y ante las preguntas de los compañeros aragoneses, hablaron de la dificultad de coordinar la lucha contra los ataques neoliberales para la destrucción del Estado del Bienestar, ya que no se atacaba en todos los países por igual ni al mismo tiempo. Esta reflexión, nos llevó a la siguiente: la demanda de nuevos derechos, la lucha por el cambio sí se puede coordinar a nivel europeo. Otra razón más para actuar, y no resistir.
El título tan futbolero con el que hemos adornado la entrada de hoy enlaza muy bien con la campaña inspirada por uno de los grandes delanteros del futbol de los años 90: Eric Cantona. Parece que el ariete galo pretenda aplicar la estrategia futbolística a la lucha contra los poderes financieros y sabe que cuanto más arriba se robe el balón, más daño se le hace al contrario aunque eso sea asumir algunos riesgos. Cantona nos propone que retiremos todo el dinero efectivo de los bancos, de esa manera “ya veréis como así escuchan lo que decimos”. Estas palabras han servido como inspirador para que un movimiento llamado StopBanque convoque a todos los ciudadanos europeos a que el día 7 de diciembre saque su dinero efectivo del banco para presionar a los poderes políticos y económicos y la creación de una Banca Ciudadana que obre lejos de cualquier tipo de especulación.
Personalmente creo que no tenemos nada que hablar con los bancos pero es una medida que si tiene éxito puede marcar el camino para otro tipo de protestas. Si retiramos gran parte del Capital el margen de maniobra de los bancos sería nulo. Ya que los mismos ciudadanos que engordamos sus cajas somos los que sufrimos sus maniobras especuladoras.
Hablando en plata: te joden con tu propio dinero. Lo que nos proponen hacer es recuperar nuestro dinero para evitarlo.

Anuncios

Ayuda al Pueblo Saharaui. El Silencio no es una Opción

12 Nov

Debemos contribuir a detener los ataques contra la población saharaui. Para ello podemos presionar al Parlamento Europeo. Entrad en esta web y escribid a los europarlamentarios. El silencio no es una opción, ya hay 28 personas muertas, 723 heridas y 159 desaparecidas, sin contar a quienes se encuentran en los cuarteles militares o la cárcel, ni en los hospitales.

http://sahararights.net/

Vino, Vio y ¿Venció?

8 Nov


Decíamos en una entrada anterior que la Iglesia había estado muy callada antes y durante la Huelga, que no quería que se hablara de sus privilegios en este “Estado democrático”, también sospechabamos que iba a intentar recuperar el protagonismo en la visita del “Tutor o Papa”.
Pues bien, en esta oleada conservadora el “Tutor” ha arrimado el hombro y nos ha llamado la atención sobre el laicismo radical que existe en el Estado español, un Estado que le abona más de 6.000 millones de Euros anuales sin sufrir recorte alguno a su organización en España.
Como argumentos ha usado la comparación con los años 30 de este país, que la Historia conservadora ha pretendido asimilar a la quema de iglesias, conventos, muerte de curas y violaciones de monjas (que por cierto, nunca he conocido a nadie que me demuestre documentalmente que existieran ni en las zonas más revolucionarias de la Revolución de 1936).
El debate sobre esa imagen de la Iglesia martir de los años anterior a la guerra es más que discutible, siendo la quema de iglesias algo no generalizado y no concreto de esa década, ya que era algo que se sucedía desde la quema de conventos de 1835 en Barcelona. La cuestión para la Iglesia (y al pensamiento más reaccionario) es identificar el periodo republicano con el movimiento anticlerical ocultando que sus raices son muy anteriores y mucho más profundas. Creo que nunca se han preguntado el porqué… aunque supongo que le echarán las culpas a las fuerzas del mal y si no a la conspiración judeo-masonica-anarquista-marxista.

Ahora bien, los ciudadanos ¿necesitan un Tutor? ¿necesitamos a alguien que nos diga cómo debamos pensar o actuar? Creo que cualquier ser racional contestará que NO, sin embargo son muchos que defenderán la postura “papal”.
Son tantas las cosas que decir y poder rebatir a la Iglesia que creo que esta nueva entrada no tiene mucho sentido en el siglo XXI, pero… siempre habrá un grupo de fanáticos, con mucho poder, que nos hará ver a la Iglesia Católica como una excepción.
Es un país con embajadores repartidos por todo el Estado, pagados con dinero de todos los habitantes, que se encargan de adoctrinar a sus ciudadanos. Es un país, absolutista y misógino que reclama para sí parte del poder político y económico de todas las sociedades donde se encuentran. A esos que se les llena la boca hablando de patria parece no importarles. A mi como ciudadano, sí

A %d blogueros les gusta esto: