Archivo | octubre, 2010

Boicot a Telepizza. ¡Si nos tocan a uno, nos tocan a todos!

28 Oct

La Plataforma “Que la crisis la paguen los ricos” informa que uno de sus miembros ha sido despedido de su puesto de trabajo en Telepizza por apoyar la huelga general en Zaragoza. Tras la huelga del 29S, según la Plataforma con mayor impacto del que se quiere reconocer, la patronal española ha empleado contra algunos trabajadores que la secundaron todos los instrumentos a su alcance. Ante este despido, la Plataforma llama a un campaña de boicot a la multinacional de comida basura rápida, para exigir la readmisión del trabajador y la constitución de un comité de empresa.

Más información en:

http://www.diagonalperiodico.net/aragon/Telepizza-despide-a-uno-de-los.html

http://telepizzaexplota.wordpress.com/

Boicot, lo agradeceremos todos, también tu salud

Anuncios

En ti creemos, oh dinero

27 Oct

Hace mucho tiempo que no escuchamos protestas de la Iglesia Católica. Es como si hubiera pretendido desaparecer del foco mediático (aunque en breve con la llegada del Papa por unos momentos volverán a acaparar el protagonismo).
Después de varios años de volver al modelo “monje-guerrero” presentando batalla continua contra la mayoría de las medidas del gobierno, ahora calla. Un silencio bien medido.
Posiblemente el giro a la derecha de las políticas del gobierno tenga algo que ver, y el hecho que no se intente avanzar en conquistas sociales no provoca roces.
Pero mucho me temo que la Iglesia está dejando que pase el temporal de los recortes y de la Reforma Laboral. Saben que no está el “horno para bollos” y que ellos siguen cobrando unas subvenciones enormes por parte del Estado. Sin embargo, lejos de los focos mediáticos, los voceros de su cadena golpean a los sindicatos mayoritarios por recibir subvenciones del Estado a Ella ni los más “progres” de las ondas la roza por este motivo (será que los están inflando a publicidad con la famosa “X”).
Es vergonzoso, que un Estado democrático siga financiando a las religiones por el mero hecho de serlo y con dinero de todos, creyentes o no. Habrá quien argumente que tenemos la libertad para poner la cruz en la declaración de la renta, pero eso es un simple lavado de cara que no va al problema de raíz. Es decir, tiene un privilegio sobre el resto de asociaciones. Nadie puede especificar que ese dinero que estamos obligados a pagar vaya para una asociación que el crea conveniente como pudiera ser una asociación cultural o deportiva de su barrio, de su pueblo, etc Sin embargo para la Iglesia, sí ¿por qué?

Son varios los conceptos por los que la Iglesia obtiene ingresos del Estado, y aunque no está claro las cantidades oscilan entre 6.000 y los 10.000 millones de Euros, según las fuentes y los cálculos que se hagan de las ventajas fiscales. ¿Hasta cuando?

Todos sabemos que existe una especie de Concordato entre el Estado español y la Iglesia Católica desde hace más de treinta años, según el mismo la Iglesia debería llegar a la autofinanciación. ¿Es justa esta situación? ¿Se le pondrá un plazo a esta autofinanciación? ¿En esta época de recortes sociales no sería lógico que se utilizaran estos fondos para mantener el Estado del Bienestar?

Francia, ejemplo de lucha.

19 Oct

Son muchos los españolitos que miran hacia nuestro vecino del norte con recelo. Sinceramente pienso que esto no es más que una de las características de el nacionalismo español más rancio. ¿Por qué? Sólo hay que mirar los diarios estos días, Francia arde, estudiantes y trabajadores unidos en jornadas de protesta contra la modificación de la edad de jubilación, Sarkozy pretende que  se retrase a los 62 años. Sí, los 62, ahora se jubilan a los 60.

Por estas tierras, nuestra jubilación a los 65 años y la intención de retrasarlo a los 67 no tiene pinta de provocar una reacción ni minimamente similar. Ejemplo fue la huelga general del 29-S, aunque tuvo una respuesta mucho mayor de lo esperado, tras la jornada no se han planteado más movilizaciones. Quizá se sepa, aunque no queremos reconocerlo, que no tenemos la ciudadanía de tradición republicana que allí sale a defender sus derechos a la mínima agresión.

Esa ciudadanía francesa, con los preceptos republicanos muy claros, lleva trabajando mucho tiempo en lo que ellos denominaban la crisis del capitalismo y la destrucción del Estado del Bienestar, mucho antes de que nosotros ni pensaramos en ello. Claro ejemplo de ello es la capacidad de movilización de los sindicatos y de las organizaciones estudiantiles. Es destacable el trabajo de organizaciones como como el Nuevo Partido Anticapitalista, foro de pensamiento que intenta encauzar y dar forma para armar a la izquierda con un mensaje nuevo y que ofrezca una alternativa democrática a la dictadura del Capital. Hoy representada por los mercados y los poderes financieros que dictan las políticas que tienen que seguir los gobiernos que se eligen por sufragio universal.

La Historia francesa está llena de ejemplos como este desde la Revolución del siglo XVIII, los ideales progresistas, laicos, la lucha por los derechos, la democracia y las conquistas sociales son ejemplos que algunos han querido tener bien lejos de nuestras fronteras. Así que se les ha despreciado, ridiculizado y se les ha mostrado como enemigos no pocas veces.

Nosotros, como ellos, somos esclavos de nuestra Historia más reciente y como todo el mundo sabe, han sido muy distintas.

Menudo día…

15 Oct

Te levantas y enciendes la radio, comienzas a escuchar las noticias: Diaz Ferrán dice que para salir de la crisis hay que trabajar más y cobrar menos. Diaz Ferrán ¿pero este lumbrera, quien es? Ah, sí, el presidente de la CEOE (por cierto, organización sostenida con dinero público y con los datos tan opacos como la cuenta del rey. Dedicado  este comentario a todos esos opinadores profesionales que tanto criticaban, y no desde la óptica de un sindicalismo más combativo, a los sindicatos mayoritarios sobre las subvenciones pero callaban con la patronal), el mismo que ha despedido a miles de trabajadores y que no debe pagar ni el recibo de la escalera.
En Aragón los sindicatos quieren plantar una huelga del comercio el día 23 de abril (día de Aragón), ya que este año cae en sábado santo y el gobierno aragonés lo va a fijar como día festivo laborable para complacer a las grandes superficies comerciales, lo que obliga al pequeño comercio también a abrir. La situación para los trabajadores es injusta, como muchas de las que sufren este sector especialmente, pero al mismo tiempo tengo dudas personales… Somos muchos que participamos en la Huelga General del 29-S que nos acordamos de las puertas del Comercio abierto de par en par, y somos muchos, supongo, que pensamos que de alguna manera esos trabajadores, domesticados y maltratados aun mismo tiempo, afiliados mayoritariamente a Fetico y Fasga (sindicatos amarillos), de alguna manera se merecen situaciones así. A ver si comienzan a rebelarse, rebelar significa despertar. Quizá deberíamos comenzar a redactar listas sobre los comercios que cierran los días de huelga para que los trabajadores que nos preocupamos por defender los derechos adquiridos, podamos tener un criterio más donde comprar.
Hoy me enterado que las fiestas taurinas nos cuestan más de 500 millones de euros en subvenciones…  al mismo tiempo que parece que van a depender del Ministerio de Cultura, es decir, un gasto más y muy fuerte para una de las grandes paganas de la crisis.

Ha salido un tipo duro, futuro presidente del BCE, llamado Axel Weber que se refiere a nosotros como “perifería europea” nos viene a decir que que debemos aceptar las reformas o volveremos a ser un “país en desarrollo”. Así que, receta neoliberal al canto, pero nada dice de recortar gastos en Defensa, ni nada de los paraisos fiscales, ni de sistema financiero, ni que en Wall Street hayan comenzado de nuevo a repartirse las stocks options etc.
Parece que quieran decirnos que no hay sitio ya en este mundo para las personas como nosotros, y que incluso hasta después de muertos nos deben “vencer”, como le ha ocurrido a Camelia Casas, atea militante que no ha podido librarse de las cruces ni después de muerta. Descansa en paz, Camelia, tus familiares no han reblado hasta que el último de esos símbolos ha sido retirado. Nosotros moriremos, pero otros continuaran porque la lucha es justa.

El Gran Casino Europeo

14 Oct

 

Video que han realizado los compañeros de Enlazando Alternativas. Habla por sí sólo.

Suena antiguo

11 Oct


Creo que a todo lector que tiene un verdadero discurso de izquierda le habrán dicho más de una vez que “suena antiguo” cuando se ha referido a medidas como “la nacionalización de la banca, subida de los impuestos a los ricos, la participación ciudadana, etc”. No hace falta que se lo diga alguien de la derecha pura, muchas veces esto lo puede decir un votante del PSOE que debe pensar que la modernidad es lo de “los miembros y las miembras” o la flexiseguridad, o que “hay que calmar a los mercados”.
Evidentemente las políticas de la derecha y de la progresía no es que sean más novedosas que aquello que desde la izquierda reclamamos. Simplemente nos están venciendo en la campaña de marketing. Saben que la modernidad vende, lo antiguo suena denostado así que se dedican a cambiar los conceptos para llamar de otra manera a las viejas formas de explotación. Es decir, si se ven a cargar el Estado del Bienestar pues van bautizando a sus reformas desmanteladoras con términos como flexiseguridad (con ese nombre, no sé cómo podíamos haber existido como sociedad postindustrial sin aplicarla sobre nuestro mercado laboral….), el modelo sueco de pensiones (hala, el modelo sueco, esto tiene que ser la leche de bueno y de justo. Eso sí eh, sólo cogemos el modelo sueco de pensiones, del Estado del Bienestar sueco no hablamos). Nos venden lo moderno que es la privatización aunque lleven más de 25 años realizándolas, por el contrario nacionalizar, es un término tabú que relacionan con países antiguos o subdesarrollados que realizan políticas más propias del siglo XX. La idea es simple, estamos en el siglo XXI y lo que toca es hacer liberalismo amable.
Los duchos en materia podrán preguntarse si el liberalismo no es anterior incluso al siglo XX, y si no es la doctrina que nos ha llevado a esta crisis y la respuesta es afirmativa a ambas preguntas. Pero y qué, a las élites les va bien, así que para qué cambiar. Sólo tienen que aterrar al “pueblo” y eso provocará la parálisis social. Un par de nombres para que suene todo muy moderno y óptimo, acompañado siempre de una explicación didáctica en la que queda claro que la única alternativa es la dictadura norcoreana y solucionado. Tendremos un capitalismo más salvaje con una cara más amable.

Alerta!

7 Oct

Se barrunta una nueva ofensiva del Capital. El FMI nos pide nuevos recortes para que el deficit no supere el 6%.
El FMI nos pide nuevos \"ajustes\"

Es triste, muy triste (o la perdida de la conciencia de clase)

6 Oct

Es triste, muy triste, leer algunos comentarios que versan sobre la Huelga General. No es simplemente porque no esté de acuerdo con muchos de ellos, si no porque en algunos reconozco a gente joven de clase trabajadora y que en el fondo reflejan una analfabetismo brutal sobre el mundo de las relaciones laborales y la consecución de los derechos de los que disfrutan.

Leo en el “feisbuk” los comentarios de un chico de derechas, trabajador con aspiraciones a señorito y patriota, hablando del derecho al trabajo, de la dictadura de los sindicatos que impiden a la gente de bien, libertarios del capitalismo, a acudir a trabajar el día de la Huelga General. Pronto aparecen los comentarios de gente que le aplauden: “bravo adalid de la libertad y de nuestros derechos” parece que quieren decirle sus fans.

Es evidente que estos que se acuerdan del derecho al trabajo el día de la Huelga no deben saber que se hace defendiendo el derecho del trabajo, para impedir que te echen a la calle aun más fácilmente que hoy en día, porque el verdadero cáncer del mercado de trabajo español es la temporalidad. ¿Cómo se va crear empleo favoreciendo su destrucción?.

Acusan a los sindicatos, como si tuvieran la culpa de la crisis olvidando a los bancos y grandes empresas. Los acusan por sus piquetes, obviando que en muchas empresas los trabajadores no se atreven a moverse no vaya a ser que me echen con la situación que hay. O aquellos trabajadores en situación precaria, que llevaban mucho tiempo en el paro y han encontrado un trabajo. ¿Cómo le van a decir al jefe que quiere hacer huelga?

Y no os olvidéis que los trabajadores que hacemos huelga no cobramos, ni cotizamos…

Sin embargo no cargan contra el empresariado español, fabulosos en el arte de la especulación y del rápido beneficio, e incapaces de crear una economía fuerte e innovadora con un alto desempleo como mal endémico.

Pues bien, esto sólo es una muestra de lo que estos días se puede leer por la red. ¿Cómo hemos llegado a esta situación? Un importante factor serían los voceros y creadores de opinión del neoliberalismo que ocupan el espacio de la creación de opinión. Ellos han puesto el blanco sobre los sindicatos, primero insinuándoles que convocaran una huelga general, después una vez ya convocada, en una campaña brutal de desprestigio.

Esa opinión cala en los trabajadores que no son conscientes de lo que supone vender su fuerza de trabajo y que los derechos de los que se benefician no son naturales o divinos, si no que fueron adquiridos por las luchas obreras de tiempos anteriores.

Algunos trabajadores piensan que van a heredar la empresa y no saben contrariar a la dirección, son trabajadores que creen que si actúan como un empresario y piensan como un empresario, son empresarios. A lo que habría que aclararle que no es ni una cosa ni otra, es simplemente un esclavo.

Estos días he llegado a escuchar a personas que cobran algún tipo de subsidio defender la postura antihuelga, a lo que sólo me quedo contestar con una lógica neoliberal aplastante “¿y tu por qué tienes que cobrar un subsidio?” intentando aplicarle sus mismo razonamientos sobre su situación personal.

Muchos de estos trabajadores son lo primeros que cuando sufren una injusticia en el mundo laboral van llorando a los sindicatos solicitándoles ayuda.

¿Qué pasará cuando la jornada laboral obligatoria pase a ser de 9 horas o qué las vacaciones se reduzcan a tres semanas? ¿Y si la jubilación se retrasa hasta los 70? ¿Y cuando tengamos que pagarnos la sanidad privada o no cobremos pensión si no tenemos un fondo privado? ¿Entonces llorarán? Todo llegará si no oponemos resistencia, con ello no quiero excluir responsabilidades de los sindicatos, que las tienen, pero una vez convocada una huelga hay que hacerla y ganarla.

Todas estas posturas, sólo pueden ser fruto de la IGNORANCIA y quizá por ello hay futuro, porque la ignorancia se puede combatir.

A %d blogueros les gusta esto: